Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima en el caso de Baena, en su antigüedad las del Dulce nombre, nacen impulsadas por el Concilio de Trento, que recomienda el establecimiento de esta devoción en todas las parroquias para desterrar la costumbre de la blasfemia. Su imagen titular era un Niño Jesús con la bola del mundo en una mano, corona de espinas o de flores, cruz al hombro y un canastillo con otros atributos de la pasión.

Los religiosos de la Orden de Predicadores, los dominicos, juegan un papel activo en su difusión, de ahí que la cofradía de Baena se estableciese en el convento dominico de Ntra. Sra. de Guadalupe con anterioridad al año 1569. Siendo Baena una de las primeras localidades en que se promueve esta advocación.

Aprovechando el potencial humano de la cofradía, ésta se convierte en penitencial en el año 1579 ó 1580, incorporando disciplinantes, así como las imágenes de la Virgen de la Soledad y Cristo Yacente en el sepulcro. En 1594 tiene terminada la cofradía la capilla que actualmente sigue siendo de su propiedad. Por esas fechas se incorporan las imágenes de San Juan y Sta. María Magdalena que ya figuran en las cuentas de 1591, formando el grupo escultórico del Calvario.

En el siglo XVII se incorpora a la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima, la escenificación del Descendimiento, muy ligado al gremio de labradores del Calvario cuya imagen es un crucificado que es descendido de la cruz para ser procesionado en la urna del Sepulcro, y que sigue siendo la imagen que desfila actualmente con la Hermandad del Sepulcro. Sobre 1700 se renuevan las imágenes de la Virgen de la Soledad, Sta. María Magdalena y San Juan que forman un conjunto de gran calidad atribuido al taller de Pedro de Mena. En 1799 se erige la Cuadrilla de Sayones que escenifican en la procesión el sorteo de la túnica de Jesús. Por esas fechas se incorporarían también los judíos a la cofradía.

En enero de 1921 nace la Hermandad del Santo Sepulcro, impulsando una revitalización de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima, a la vez que se establece una fuerte competencia con la Cofradía de Jesús Nazareno, la cual originará la división entre coliblancos y colinegros. Con dicha revitalización se incorporan en esa década a la cofradía las hermandades de la Virgen de las Angustias con su correspondiente imagen y la del Cristo de la Sangre con un crucificado que está declarado Bien Cultural de Andalucía. Igualmente se incorporan en esos años hermandades cuyo titulares son las distintas hermandades de la Cofradía.

En 1987, por iniciativa de varios jóvenes, con un marcado carácter renovador y penitencial, se crea la Hermandad de la Vera Cruz.

En actas de la cofradía se recoge en 1872 la posibilidad de recorrer los Sagrarios la tarde del Jueves Santo, obligándose a ello desde 1924, siendo de esta forma la cofradía impulsora del Desfile de Estaciones. Otros actos oficiales de la cofradía son la asistencia a los oficios del Jueves Santo y la Recogida de las Parroquias, el primero antiquísima tradición y el segundo vieja reminiscencia de cuando la procesión del Santo Entierro se consideraba como la procesión oficial, estando incluso prohibidas el resto de procesiones, por lo que antes de iniciarse ésta se recogen las Parroquias y el Ayuntamiento.

La Cofradía del Dulce Nombre de Jesús destaca por su orden y solemnidad, así como por el patrimonio artístico y documental que conserva. Sus libros de actas se conservan desde 1683 de forma ininterrumpida.

Su desfile procesional se inicia con el gallardete de la Cofradía, realizado en 1799, acompañado del Alférez de la Cofradía.

Hermandad de la Vera Cruz

Fundada en 1987 por Juan Quesada Aguilera se compone de tres cuadrillas. Procesiona una cruz de madera, tallada en 1988, con sudario que portan 24 costaleros; aunque ya en el siglo XVIII la procesión del Dulce Nombre de Jesús estaba encabezada por el paso de la Vera Cruz que era también el que se usaba en el paso del Descendimiento, siendo portado por cuatro cofrades y acompañado por hermanos con hachas de cera encendidas.

En la actualidad el hábito es túnica negra, capirucho de petaca negro, sandalias y calcetines negros, fajín de esparto y borlas sobre el lado izquierdo. La mayoría de los hermanos portan sobre sus hombros “patibulum” y escenifican las tres caídas de Jesús camino del Calvario. Aceptando la hermandad cada año a dos penitentes anónimos que no pertenezcan a ella.

Primer plano de un hermano-a de la Hermandad de la Vera Cruz — Fotografía Manuel Priego Rodriguez

Primer plano de un hermano-a de la Hermandad de la Vera Cruz — Fotografía Manuel Priego Rodriguez

Hermandad del Cristo de la Sangre

Fundada en 1925 para acompañar la imagen del Cristo de la Sangre, que hasta entonces pertenecía a la Cofradía del Santo Cristo de la Sangre y Vera Cruz, pero que el 11 de mayo de 1924 acuerda que dicha imagen procesione el Viernes Santo por la noche con la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús. La imagen se trasladaba cada año desde San Francisco a la iglesia de Ntra. Sra. De Guadalupe, hasta que el 25 de abril de 1940, a instancias de la nueva hermandad, se traslada a su nuevo emplazamiento. La hermandad se compone de tres cuadrillas.

La imagen está declarada Bien Cultural de Andalucía, atribuyéndose al taller de Pablo de Rojas o a los hermanos García, y se fecha en la segunda mitad del siglo XVII. Su trono, tallado en madera de cedro con centros de plata fina, es portado por 48 hermanos.

El hábito es túnica negra, capirucho de raso grana con emblema de la cofradía en el cubrerrostro, trenzado de esparto, sandalias negras y guantes y calcetines blancos. La hermandad participa en el miserere del Lunes Santo.

Hermandad del Cristo de la Sangre Baena 2012- Foto Manuel Priego Rodríguez

Hermandad del Cristo de la Sangre Baena 2012- Foto Manuel Priego Rodríguez

Hermandad de  Ntra. Sra. de las Angustias

Fundada en 1922 por Antonio Espinar Ariza, como “Centuria Romana de la Ciudad de Baena”. Viste casco de metal con plumero de color fucsia, coraza de metal repujado, pecherín de raso rojo, capa larga azul y blanca con agremán dorado, enaguas de terciopelo verde, correaje de material con remates de latón dorados. Cada una de las secciones, gastadores, cornetas, tambores y lanceros, llevan cordones de distintos colores. La insignia es un estandarte de terciopelo verde, con la inscripción SPQR. La sección de hermanos de andas visten capirote de raso verde y túnica granate con cordones en orillo, zapato negro y calcetines y guantes blancos.

La imagen era trasladada cada año desde la Iglesia de San Bartolomé hasta la de Guadalupe para su desfile procesional, siendo destruida en 1936. La actual imagen es del granadino Navas Parejo quien realizó en 1940 tanto la Virgen como el Cristo Yacente de su regazo. Aún conserva la antigua cruz de plata, análoga a la de su homóloga granadina. El trono realizado en 1997 por Fernando Cobo es una pieza en madera de pino de Flandes, dorado y tallado con profusión de motivos florales, los cuatro Evangelistas y ángeles. Es portado por 70 costaleros.

La hermandad participa en el miserere del Lunes Santo y cada año, el penúltimo fin de semana de septiembre organiza las fiestas en honor de su titular, con verbena popular, rosario de la aurora, diana floreada y solemne procesión.

Centuria Romana Nuestra Señora de las Angustias 2013 – Foto Manuel Priego Rodríguez

Centuria Romana Nuestra Señora de las Angustias 2013 – Foto Manuel Priego Rodríguez

Hermandad del Santo Sepulcro

Fundada en 1921 por Toribio de Prado Padillo, se convierte en hermandad motriz de la cofradía durante el siglo XX. Se compone de tres cuadrillas de 33 hermanos. Su hábito, túnica, capa con larga cola que arratra y capirucho negros, sandalias negras con hebilla plateada, rosario negro y calcetines y guantes blancos. Su insignia, la cruz del Santo Sepulcro en rojo.

El Cristo del Calvario es una imagen articulada, de autor desconocido, del siglo XVII, que era descendida de la cruz en el paso del Descendimiento, para ser procesionado posteriormente en la urna del Santo Sepulcro. El actual Sepulcro, realizado en 1961, es una obra en plata repujada del platero cordobés Manuel Aumente Baena. La canastilla, de la misma fecha, es de madera tallada y barnizada con cuatro ángeles que portan los atributos de la pasión, realizados en plata, todo ello obra de Miguel Arjona Navarro. El trono es escoltado por Guardias Civiles, como hermanos de honor de la hermandad, siendo precedido por el Mayordomo de la Cofradía y seguido de las cruces parroquiales y el clero de Baena.

En la procesión del Santo Entierro, la hermandad procesiona la antigua cruz del Cristo del Calvario, desde el cual éste era descendido. Hasta la actualidad el Hermano Mayor de la Cofradía ha sido elegido entre los miembros de esta hermandad.

Santo Sepulcro con el Cristo del Calvario en su interior -Iglesia de Guadalupe año 2012 Baena – Foto Manuel Priego Rodríguez

Santo Sepulcro con el Cristo del Calvario en su interior -Iglesia de Guadalupe año 2012 Baena – Foto Manuel Priego Rodríguez

Turba de judíos de la la cola blanca

Precedida por los cuatro Evangelista que realizan el “Paso”, por los trompeteros y por Pilato y la “Moza Pilato” sigue la Turba de Judíos de la Cola Blanca, compuesta en la actualidad de ocho cuadrillas. Al final de ésta el “Rey de los Judios”.

Su hábito, pantalón negro, chaqueta roja bordada o con agremán dorado, casco de metal repujado con plumero y liñuelos de cerda blancos, pañuelo de seda anudado con un anillo, zapato negro y el inseparable tambor.

El origen del judío hay que buscarlo en los antiguos judíos con careta y greñas que nacen en el barroco español. Su posterior prohibición a principios del siglo XIX fue providencial para su reorganización con un traje militar de la época y misiones de escolta y acompañamiento en las que un tambor marcaba el paso. A lo largo del siglo XIX se definen las señas de identidad del judío moderno, siendo a principios del siglo XX cuando se produce la difusión del tambor y el abandono de las lanzas.

Dos banderas rojas con cintas del mismo color son su insignia. En cada acto oficial, dos de sus cuadrilleros tienen los oficios de “Cajas y Banderas” y “Pasos y Fatigas”, encargándose del orden en la turba y de la realización de los “pasos”.

Coliblancos Jueves Santo 2013 Baena – Foto Manuel Priego Rodriguez

Coliblancos Jueves Santo 2013 Baena – Foto Manuel Priego Rodriguez

Cuadrilla de Sayones

Erigida en 1799 como Soldados del Centurión. Su hábito era antiguamente de gamuza anteada, actualmente es de tela del mismo color tanto la casaca como el pantalón, calcetines y camisa blancos, zapato negro, pañuelo de seda anudado con un anillo, casco como el del judío pero con menos liñuelos, cinturón de tela negro, portando alabarda a excepción del que porta el tambor.

Su insignia una bandera con la cruz de San Andrés en blanco y negro. La noche del Viernes Santo llevan las alabardas rendidas en señal de respeto.

Durante la procesión del Santo Entierro realizan el paso del “Sorteo de la Túnica de Jesús”. Esta cuadrilla esta muy ligada con la Turba de Judíos de la Cola Blanca, siendo una cuadrilla más de la misma.

Sayones Procesión del Santo Entierro realizan este paso del “Sorteo de la Túnica de Jesús”,se trata del sorteo de la túnica de Jesús por un par de Sayones a través del juego de dados – Foto Cristobal Roldán Castro

Sayones Procesión del Santo Entierro realizan este paso del “Sorteo de la Túnica de Jesús”,se trata del sorteo de la túnica de Jesús por un par de Sayones a través del juego de dados – Foto Cristobal Roldán Castro

Hermandad de San Juan

Fundada en 1926. Su hábito consta de túnica blanca, capa negra, capirucho lila, cinturón de tela negro con dos colgantes, sandalia negra y calcetines y guantes blancos. Sobre el cubrerrostro escudo de la cofradía en negro y sobre la capa en color blanco. Se compone de tres cuadrillas.

La imagen actual fue adquirida en 1706, perteneciendo al circulo de Pedro de Mena. El trono es de madera de cedro barnizado y tallado con escenas de la Pasión y Evangelistas, realizado en 2003. Es portado por 36 costaleros.

La hermandad participa en el miserere del Lunes Santo.

Hermandad de San Juan Viernes Santo Noche 2005 – Foto de Cristóbal Roldán Castro

Hermandad de San Juan Viernes Santo Noche 2005 – Foto de Cristóbal Roldán Castro

Única cuadrilla de Judíos arrepentidos

Conocidos popularmente como “Los Enlutaos”, se fundan el 23 de marzo de 1925 por Manuel Pérez Morales. El número de sus miembros, 200.

Su hábito, túnica de color negro, cordones de color blanco con borlas en los extremos del mismo color y detalles negros, camisa blanca y corbata negra, calcetín blanco, zapato negro, capirote negro, guantes blancos y tambor ronco forrado de negro y baquetas negras.

La imagen, de 1706, pertenece al círculo de Pedro de Mena; la cual es procesionada por los “enlutaos” desde 1957, ocupando entonces éstos el actual lugar en la procesión del Santo Entierro. La cuadrilla es fundadora del miserere de Lunes Santo, en 1959. Igualmente recorre en solitario las “estaciones” en la noche del Jueves Santo, produciéndose el cruce con la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón (cuando coincide).

Enlutaos – Via Crucis de la Cofradia del Dulce Nombre de Baena 2014 – Foto Manuel Priego Rodríguez

Enlutaos – Via Crucis de la Cofradia del Dulce Nombre de Baena 2014 – Foto Manuel Priego Rodríguez

Hermandad de la Virgen de la soledad

La Soledad, presente en la Cofradía desde su origen, sustituye su imagen en 1706. La actual imagen de Nª Sª de la Soledad se adquirió en Granada y se atribuye al Círculo de Pedro de Mena, probablemente realizada por su sobrino José de Mora, escultor real.

Con antecedentes en 1718, 1725 y 1917, en 1924 se reorganizó definitivamente la actual Hermandad de NªSª de la Soledad, por iniciativa de D. Serapio Salas Bujalance y adoptó la uniformidad actual. De 1929 data su primer libro de actas, y su primer reglamento.

Su hábito, túnica y capirucho negros con emblema de la cofradía en blanco, capa blanca con el mismo emblema en negro bordado en rojo, sandalia negra y calcetines y guantes blancos. Los hermanos de la escolta, que llevan el paso, sustituyen la capa blanca por un fajín de esparto.

El trono es de madera de color caoba y plata, con candelería y jarrones en plata, siendo portado por entre 36 y 48 hermanos. Lo realizó el insigne orfebre lucentino Juan Angulo, procesionando por primera vez en el año 2000, y se terminó completamente en 2006.

El paso es precedido por el Hermano Mayor de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, Santo Cristo del Calvario y Soledad de María Santísima, el Hermano Mayor de la Hermandad, el Secretario de la Cofradía. Tras el paso de Nuestra Señora de la Soledad van alumbrando las autoridades locales, y la banda municipal de Música. La procesión del Santo Entierro finaliza con la Virgen de la Soledad entrando a Guadalupe entre bengalas, como símbolo de la Resurrección, al son del Himno Nacional.

El Besamanos de NªSª de la Soledad se celebra el tercer sábado de cuaresma, salvo que sea víspera de San José, en ese caso, se adelanta al segundo sábado de cuaresma.
En los Oficios del Jueves Santo, al finalizar en la procesión de traslado del Santísimo al Monumento, el Sacerdote Oficiante le entrega las llaves del Sagrario a la Virgen de la Soledad.

Nuestra Señora de la Soledad Baena Viernes Santo Noche 2012- Foto Manuel Priego Rodríguez

Nuestra Señora de la Soledad Baena Viernes Santo Noche 2012- Foto Manuel Priego Rodríguez

Fotografías Antiguas Semana Santa Baena

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

8 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *